lunes, 24 de febrero de 2014

Juan José Ferrer, catedrático de Historia Antigua, nos hablará sobre Antonio Híbrida y la corrupción política en nuestras XXVI Jornadas

Juan José Ferrer Maestro es catedrático de Historia Antigua en la Universitat Jaume I de Castellón, codirector del Grupo Europeo de Investigación Histórica “Potestas” y profesor invitado permanente del Historisches Institut de la Universidad de Potsdam. Su investigación se centra en los aspectos económicos y financieros de la expansión romana, en la cuantificación y aprovisionamiento de los costes militares y el uso de la ideología de estado en beneficio de los grupos dirigentes. Es investigador principal de los proyectos Mars atque Mercurius, que investiga las relaciones entre guerra expansionista y aprovechamiento económico y el de Perspectivas históricas de los territorios y espacios de poder del mundo antiguo al moderno, y los trabajos sobre implantación romana en el área de La Plana. Entre sus últimos trabajos se encuentran: “La economía durante la República y el Alto Imperio: explotación, comercio e intercambio”, “Los contratos públicos y el poder privado en la república romana”, “Patria, estado y legitimidad religiosa en la teoría política de Cicerón”, “La economía de las tierras valencianas en época romana”, y las monografías La República participada. Intereses privados y negocios públicos en Roma, y, junto a P. Barceló, Historia de la Hispania romana. 

Os adelantamos un resumen de la ponencia que nos ofrecerá el próximo viernes 7 de marzo en nuestras XXVI Jornadas

Antonio Híbrida y la corrupción política a finales de la República romana”

Cayo Antonio Híbrida, personaje secundario en el gran teatro de la política tardorrepublicana, sirve de hilo conductor entre algunos hechos ocurridos en el periodo que se extiende desde la dictadura de Sila hasta la de César. En aquellos sucesos, las decisiones de Antonio y sus consecuencias, los consejos de Cicerón, las actuaciones forenses de César, las conspiraciones políticas, y los abusos de poder llevados a cabo por unos y otros, nos muestran un breve pero expresivo panorama de la descomposición social e institucional en la que se hallaba inmersa la República romana.